Pedro Barreto

Nunca hubiese querido escribir estas líneas. Se me hace muy difícil tu adiós. Hace unos días estuvimos hablando como siempre con tu gran talante villero, educación por bandera y muy orgulloso de tu pueblo. Fue una conversación grata, como siempre, y de la mutua satisfacción que la vida nos había dado para seguir viviendo. Ayer, acudí al Hospital Universitario a mi consulta de Nefrología pero además de eso tenía un plan, una estrategia estudiada y no era otra que aprovechar mi visita al HUC para ir a ver a mi gran amigo, mi Maestro y sorprenderlo y darle ánimos para superar su delicado momento. Y no fue posible. Momentos antes de mi intento recibo un wasap que me dejó helado: mi gran amigo Antonio Expósito Mesa había partido a la Casa del Padre.

Y ahora me toca despedirme de ti AMIGO. Y que digo yo. Solo ver la enorme cantidad de mensajes de todo tipo que están inundando Facebook y las redes sociales con palabras de agradecimiento y respeto y admiración a tu persona indican bien claro que fuiste, además de un gran villero, enorme comunicador como periodista deportivo, profundamente religioso, excelente amigo, esposo, padre, abuelo, pero sobre todo tu enorme calidad humana y tu don de servir a los demás te hacen recibir tanta atención y emoción en tu adiós de este mundo.

Aprendí mucho de ti, me recordabas siempre a mi padre con los consejos. Puedo decir que he sido privilegiado de disfrutar de tu bendita amistad de más de 40 años por esas instalaciones deportivas coincidiendo con nuestra gran pasión: informar del deporte villero. Atrás queda mañanas y tardes del domingo en el «palomar» de Los Cuartos. Y mira por donde, a pesar de ejercer nuestra función para distintos medios de comunicación, todos, absolutamente todos éramos AMIGOS, y si me apuras como una familia. Muchas anécdotas, vivencias, alegrías y tristezas, de nuestro deporte y sus deportistas, pero es que también siempre estabas para colaborar presentando cualquier evento con tu sabiduría y voz prodigiosa.

Podría estar hablando de mucho pero no hace falta. Fuiste y seguirás siendo eterno mi buen amigo Antonio. Muchos premios y reconocimientos adornan tu amplia dedicación de más de 50 años en la labor informativa, sobre todo en JORNADA DEPORTIVA (tenias siempre expectante a los clubes y deportistas villeros por saber quién salía entrevistado o que crónica realizabas). O en Radio Popular de Tenerife donde realizaste una encomiable labor, incluso ofreciendo información general de tu Villa de La Orotava en el informativo diario de la 1. Y por si fuera poco apareció la televisión y te pusiste delante de una cámara dando lo mejor de ti en la recordada Archipiélago Televisión (ATV).

No pretendo cansar a nadie, son momentos que nunca olvidaremos y que siempre quedarán para la historia por tu enorme aportación personal. Ayer y hoy La Orotava amaneció triste, se va un gran villero que con orgullo, seriedad, trabajo, respeto, y una labor prodigiosa ha desempeñado durante años en diversos aspectos de la vida social, cultural, religiosa y deportiva.

Tienes ganada la gloria celestial junto a tu devota Virgen María Auxiliadora y desde ese universo donde están las personas buenas como tú protégenos a seguir con tus enseñanzas y consejos.

Hoy tu Villa, esa de la que siempre presumía y llevabas en tu noble corazón llora tu marcha pero NUNCA TE OLVIDAREMOS buen Amigo ANTONIO.

Solo me queda agradecerte por tanto afecto que me brindaste y mi efusivo abrazo a tu gran valedora: tu esposa, Maribel Orta, tu hijo Toño, que heredó tu amabilidad y aprecio a sus amigos, tus hijas: Auxi, Tere e Isa y tus nietos de los que te vanagloriabas cuando hablabas de ellos (orgullo de abuelo).

Hoy La Orotava despide a un hijo ilustre, a un gran comunicador que deja un vacío enorme en tanto que cooperado. Hoy la Asociación de Periodistas Deportivos de Tenerife (APDT), de la que eras Insignia de Oro, también llora tu adiós por tanto prestigio que a lo largo de tu trayectoria diste a esta profesión.

Nunca te olvidaremos AMIGO y solo me queda despedirme de ti y a modo de homenaje aquellas míticas palabras que a diario sonaban en las ondas mágicas de Radio Popular de Tenerife: «desde La Orotava les informó Antonio Expósito Mesa».

D.E.P. mi gran AMIGO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.