Pedro Marrero | @marrero_pedro

Según informa Pedro Marrero, este que escribe y que se toma la libertad de publicar sobre los demás sin avisarles, hay periodistas que merecen un gran reconocimiento. La insignia de oro se les queda corta, muy corta. Cuatro décadas de trabajo informativo dan para mucho. Más aún cuando se trata de alguien que no falla un día, no se retrasa un minuto y no se equivoca -alguna vez lo habrá hecho, quizá una por cada cien meteduras de pata de un servidor- en un dato.

Según informa el que escribe estas líneas, José Manuel Martín Linares es una bestia de la información. Hace radio a diario durante un montón de horas y, cuando le queda algo de tiempo libre, sigue trabajando, enviando puntualmente las crónicas que, hace algunos años, tuve el honor de tomar por teléfono durante mi estancia en el Diario de Avisos. José Manuel ya escribía para el decano a finales de los 70, cuando a mí no me dejaban cruzar la calle solo. Cuando yo creía saber redactar él ya tenía tablas en prensa escrita y en radio, y en muchas cosas más.

José Manuel Martín, según informa este menda, es un hombre modesto. Casi con timidez presenta eventos y habla con propiedad de, por ejemplo, el Trofeo Teide. Y de muchas otras materias, deportivas o no. La propiedad que exhibe alguien que, por vocación y por genética, vive para informar. Alguien respetado y admirado, que incluye en sus crónicas el ‘según informa’ con el que llevo dando la tabarra todo el rato. Un periodista al no me atrevería a corregir y al que espero seguir escuchando y leyendo siempre. Un compañero y un amigo, por si no se había notado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.