Pedro Marrero | @marrero_pedro

Cada 2 de julio celebramos el Día Internacional del Periodismo Deportivo. El día de nuestra vocación, que es nuestra profesión. El trabajo por el que hemos condicionado nuestra vida social, familiar y, si me apuran, nuestra salud.

Fue en París, tal día como hoy, cuando surgió la idea de crear la Asociación Internacional de Prensa Deportiva (AIPS), gracias a una propuesta del jefe de prensa de los Juegos Olímpicos, Franstz Reichel, apoyado por el belga Victor Boin.

Pero, la historia de la AIPS está disponible a golpe de clic, por lo que me voy a centrar en nuestra asociación, desde la que intentamos hacer honor, espero que con más aciertos que errores, a una profesión cuyo objetivo no se ciñe al meramente informativo.

Poner un granito de arena en la dignificación de nuestra labor y promocionar el deporte se ha convertido en una estoica labor, ya que la situación no ayuda, precisamente, desde hace mucho tiempo. La destrucción de puestos de trabajo nos ha dejado una profunda herida y casi como única salida la de ir por libre.

Por eso, la unión y la integración son más importantes que nunca. Ser autónomo no es sencillo y resulta reconfortante sentir que no estamos solos. Las puertas de la APDT están abiertas, como siempre, y su presidente, arropado por una directiva de la que me enorgullezco y más de un centenar de socios que me han concedido el honor de ocupar este cargo y a los que me debo, está a la disposición de cada uno de los periodistas deportivos de esta provincia. Insisto, como siempre ha sido.

Hoy, 2 de julio de 2021, no tenemos, posiblemente, mucho que celebrar, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de desear un feliz día, por todos nosotros, por nuestra dedicación, por lo que hemos hecho, por los que estamos, por los que ya no están y por los que vendrán. Y, sobre todo, por lo mucho que tenemos aún por hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.